El blog de Tere Guerrero

Hechos 4:20 "porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído."

Blog y verso

El blog de Tere

Hechos 4:20 "Porque no podemos dejar
de decir lo que hemos visto y oído".

Blog y verso

El blog de Tere

Hechos 4:20 "Porque no podemos dejar
de decir lo que hemos visto y oído".
Testimonios

Tere Guerrero

     Como muchos, nací en una familia que profesaba la religión tradicional en México. Practicaba mi credo muy celosamente y era muy activa en la iglesia. Aproximadamente en el año 1980 tuve por primera vez contacto con los cristianos, ya que mi tío Ray y toda su familia se habían convertido en fastidiosos “aleluyos”; mi tío decía que si no aceptábamos a Cristo como Salvador nos íbamos a ir al infierno. La idea me aterró, ¡yo era una niña! Poco a poco mis hermanos también empezaron a convertirse al cristianismo y empecé a tenerle mucho rencor a mi tío porque “él estaba separando a mi familia” (Sin embargo, la palabra ya estaba sembrada en mi corazón).  Mis hermanos se convirtieron a Cristo uno por uno, aproximadamente en el año 1988. Solo faltábamos mi madre y yo. Sentía animadversión contra los cristianos porque creía que estaban atentando contra mi familia.

     Tuve un periodo de vacío espiritual y una fuerte lucha. No podía dormir, lloraba mucho y tenía dudas de mi fe. Me empezaba a cuestionar el mecanismo de salvación en mi religión, y no encontré ninguna respuesta convincente. Acudí al sacerdote y a personas devotas de la misma fe con preguntas para las que no tuvieron respuestas; -la salvación de mi alma está en juego- pensé.   Me sentía frustrada, decepcionada, desorientada. Por otro lado, era terriblemente agresiva, comportándome dominada por la ira y la falta de contentamiento en mi vida. Me creía autosuficiente, pues tenía poder en mi trabajo y ganaba buen dinero. En fin, estaba llena de soberbia y arrogancia.

     Veía a los cristianos tan felices y contentos, lo cual acentuaba mi infelicidad. Un día empezaron a tener estudios bíblicos, ¡y en mi casa! Yo me encerraba en mi cuarto para rumiar mis penas, sin embargo, Dios en su misericordia permitió que yo a través de la puerta pudiera escuchar la Escritura y empecé a leer la Biblia con avidez, encerrada en mi cuarto sin que nadie se diera cuenta, buscando  la verdad.

     La lucha espiritual duró más de un año. Yo sufrí durante el periodo en el que Dios trabajó iluminándome para comprender y creer que yo era totalmente pecadora e incapaz de alcanzar la salvación por cualquier medio que no fuera a través de Jesucristo, lo cual fue muy difícil de asimilar para mí porque yo me creí justa en mi relación con Dios. Una noche mientras los cristianos tenían su estudio de la carta de Pablo a los Romanos en mi casa. Yo, como era mi costumbre, me encontraba encerrada en mi cuarto leyendo lo que iban estudiando, y en ese momento Dios quebrantó mi corazón. ¡Fue un milagro fenomenal cuando al fin comprendí la verdad del evangelio! De una forma increíble se derrumbó la venda que me había impedido entender la salvación a través de Jesucristo. Llorando y muy conmovida, salí física y espiritualmente de mi encierro y le rogué a mi hermano que me guiará a Cristo. Lo necesitaba. 

     Todos los presentes rompieron en llanto porque hacía mucho tiempo que clamaban a Dios por mí. El 5 de mayo de 1990, Dios, en su infinita misericordia y bondad, me rescató, me regeneró, me lavó con su sangre, me adoptó como hija, me perdonó, me recibió, me hizo una nueva creatura, me sacó de las tinieblas a la luz, me libertó del pecado y muchas cosas más que en esta vida no terminaré de entender y conocer. Cambió mi destino eterno y ahora sé que me tiene reservado un lugar en la ciudad celestial.

     Este espacio lo estoy creando por el inmenso amor y gratitud que tengo hacia mi Padre celestial. Hechos 4:20 dice: “porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.” Yo de manera coloquial he decidido llamar a este blog ¨No me puedo callar.” A 30 años de caminar en los brazos de mi amoroso Dios deseo de todo corazón platicarte de sus muchas maravillas y que tú le conozcas y ames junto conmigo.

3 COMENTARIOS

  1. Hermoso y alentador testimonio de una vida que al paso de 30 años ha sido transformada en el poder de Nuestro Señor. Gracias a Dios por tu vida querida Tere.

  2. Estimada Tere eres una guerrera en las manos del Rey de Reyes y Señor de Señores, que seas utilizada en tus escritos para reflejar en ellos la gloria de Dios y predicar el evangelio de Gracia que tanto se necesita en nuestro país y hasta lo último de la tierra. El Señor te bendiga e inspire en cada publicación para ser edificados, animados y hasta confrontados para nuestra santificación. Amén

  3. Gracias Tere por compartir desde tu corazón. Ruego a Dios que tu testimonio y tu blog sean de inspiración a otros creyentes para que levanten su voz y den gloria a Dios ante la gente que los rodea por las maravillas que Él hace en la vida de cada uno de sus hijos. Bendiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *