El blog de Tere Guerrero

Hechos 4:20 "porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído."

Blog y verso

El blog de Tere

Hechos 4:20 "Porque no podemos dejar
de decir lo que hemos visto y oído".

Blog y verso

El blog de Tere

Hechos 4:20 "Porque no podemos dejar
de decir lo que hemos visto y oído".
Devocionales

Luz y Vida

LUZ Y VIDA.

¿Te ha tocado un apagón eléctrico? Es inoportuno, no podemos ver, ni hacer nada, genera confusión y caos y nos hace tropezar.

El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. Isaías 9:2

El profeta Isaías emitió profecía a un pueblo. ¿Cuál pueblo? Israel. ¿Cómo andaba ese pueblo? En tinieblas. ¿Qué vio el pueblo? Gran luz. El pasaje nos dice que para los que moraban en tierra de sombra de muerte, resplandeció gran luz sobre ellos. ¡Qué maravilla!

Este verso es una profecía de un acontecimiento que sucedería 700 años después. La profecía tuvo su cumplimiento con la llegada de Jesucristo a este mundo y lo comprobamos en el evangelio de Juan capítulo 1:4, añadiendo que: “En Él estaba la vida.” ¡Qué declaración más hermosa! Jesucristo es Fuente de toda vida.

Juan 1:4-5

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

 La posesión más importante de todo ser humano es la vida. Juan nos afirma que, en el sentido más profundo, la vida está en Cristo. La vida espiritual y física vienen de Él. Jesús es el Dador de vida. ¡Gloria a Dios!

Es un gran consuelo saber que Jesús es la Vida, que Dios es el Dueño de nuestros días y que toda nuestra existencia permanece bajo su control. Descansemos confiadas en su amor y los planes que tiene para nosotras.

Además, las Escrituras nos dicen que la Vida era la luz de los hombres, esa luz resplandeció en medio de las tinieblas como una solución poderosa. Las tinieblas no ganan, no van a prevalecer contra Nuestro Señor Jesucristo, pues Él es la Luz.

La Biblia dice que moramos en tierra de sombra de muerte, pero, si creemos, Él puede arrebatarnos de las tinieblas espirituales. Si confiamos solo en Cristo para salvación, pasaremos de muerte a vida espiritual, al reconocer que solo en Jesucristo hay vida eterna.

Oración:

Dios te doy gracias porque todas tus profecías se han cumplido al pie de la letra, gracias por tu amor y misericordia al mandar a Jesucristo a rescatarme de las tinieblas, gracias porque me diste vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *