El blog de Tere Guerrero

Hechos 4:20 "porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído."

Blog y verso

El blog de Tere

Hechos 4:20 "Porque no podemos dejar
de decir lo que hemos visto y oído".

Blog y verso

El blog de Tere

Hechos 4:20 "Porque no podemos dejar
de decir lo que hemos visto y oído".
Devocionales

El cumplimiento del tiempo

Cuando vino el cumplimiento del tiempo

Gálatas 4:4-5

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,

para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Hermosa profecía cumplida a su tiempo, Dios nunca llega antes o después. Él es exacto en sus tiempos. Dice la escritura que Dios envío a su Hijo, nacido de mujer, y nacido bajo la ley ¿Qué ley? La ley judía. Él nació dentro del pueblo judío y siempre cumplió sus estatutos.

Sin embargo, al pensar que también cumplió la ley natural del desarrollo de un embarazo, Jesucristo cruzó el canal de parto. Al igual que cualquier bebé, tuvo una gestación normal de nueve meses. Para llegar al mundo no violó ninguna ley. La única excepción fue que Dios intervino sobrenaturalmente en su concepción virginal, en la cual no hubo participación de varón, para así conservar su naturaleza divina y obtener la naturaleza humana por parte de María, la virgen de Nazaret.

El propósito de Jesucristo al venir por primera vez a este mundo fue rescatarnos. Literalmente, la palabra “redención” significa “rescate”. Él vino a librarnos de una muerte espiritual eterna, a darnos esperanza, libertad de la ley y lo más importante, libertad del pecado, pues ya no somos esclavas del pecado. Y, por si fuera poco, nos adoptó como sus hijas.

El dicho popular dice que todos somos hijos de Dios, pero la Biblia asegura en repetidas ocasiones que sólo las personas que han aceptado por fe la salvación que ofrece Jesucristo llegan a ser hijos de Dios. Él vino a este mundo con una misión de rescate y dentro de esa misión tú estás incluida.

El versículo comienza diciendo “pero cuando vino el cumplimiento del tiempo”, así como Jesús vino este mundo en el tiempo exacto, también tú y yo tenemos el día preciso, “el cumplimiento de nuestro tiempo” para reconocer a Jesús como Señor y Salvador.  

Hoy Dios te da la oportunidad de cambiar tu status espiritual de creatura a su hija.  Hoy es el cumplimiento del tiempo para tu vida, ya no más esclavitud. ¿Deseas ser adoptada en la familia del gran Rey? Yo ya le dije sí, y ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. ¿Tú qué harás?

 Oración

Mi gran Rey y Señor, reconozco que tus tiempos son perfectos y exactos, y agradezco que dentro de tu misión de rescate estaba incluido mi nombre. Te alabo y bendigo porque diste tu vida por mí en la cruz.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *